Los Hijos necesitan sentir los sentimientos de los Padres

Un niño, de 6 años de edad, empezó a correr por la sala mientras su padre lo seguía con una mirada de pocos amigos.

El niño con enérgica actividad decidió pasar por debajo de la mesa donde estaba conectado el equipo de música con tal mala pata que se enganchó con el cable, perdió el equilibrio y al apoyarse en la mesa para vencer el golpe casi se le cae el equipo de música encima.

El miedo del padre y el miedo del hijo

El padre, situado a pocos metros, cuando vio que se le podía caer el equipo de música encima, le pegó un fuerte grito:

Padre: “¡Cuidado! ¡Que te vas a hacer daño! Mira lo que te pasa por correr y no mirar. Te podías haber hecho mucho daño, y además, te podías haber cargado el equipo de música”. El niño, levantándose del suelo, le contesta con una actitud desafiante: “¡Bueno y qué! Yo ya sabía”. Y se pone a caminar alejándose de su padre, con la mirada baja.

Me acerco al padre y le comento: menudo susto ¿verdad? Padre: pues la verdad es que sí. Lamento el grito que he dado, seguro he molestado.

Yo: eso es lo que necesitaría oír tu hijo de ti en estos momentos. Tú has gritado porque te has asustado al verlo en peligro y no has sabido reaccionar de otra forma.

Él también se ha asustado por la caída y por tu fuerte grito y ha reaccionado haciéndose el fuerte ante ti.

Pero mira ahora como os habéis quedado, distanciados y con cara de pocos amigos.

Por qué no vas buscarlo y le cuentas sobre tu miedo, tu susto, tu grito espontáneo y que ahora ves que él también se ha asustado.

No le des ninguna explicación más, ni sermón sencillamente háblale de tu susto, de qué te pasa a ti cuando lo ves en peligro, cómo te sientes y cómo te hace reaccionar.

La necesidad de llorar

El padre se acercó a su hijo, se agachó y mirándolo a los ojos le contó. Yo contemplaba a una cierta distancia, como su hijo lo escuchaba sin mirarle a la cara y haciendo ver que no quería saber nada de él, pero a los pocos minutos de estar escuchando al padre se puso a llorar desconsoladamente.

El padre me miró muy sorprendido, pues el llanto era bastante fuerte y con su hijo de la mano se acercó para comentarme:” tal vez se ha hecho daño con la caída, tal vez se ha torcido el tobillo o se ha roto algo… no sé… ¿Cariño por qué lloras? ¿Qué te duele?”

Yo: no le duele nada físico…, pero tus palabras, tu cercanía, le han hecho sentir que tiene tu permiso y tu comprensión para expresar también su susto. Está sacando hacia fuera su dolor y su pena por disgustarte. Dale tu apoyo y tiempo…. Ahora estáis los dos hablando en el mismo plano, en el plano de vuestro corazón.

El padre se agachó a la altura de su hijo y lo abrazó fuertemente. El niño también lo abrazó y siguió llorando un ratito más y poco a poco fue bajando la intensidad hasta que finalmente se calmó. Vi cómo se miraban a los ojos, el padre le secaba las lágrimas mientras le decía algo que provocaba la sonrisa en el niño. Segundos más tarde, el niño reía y el padre mostraba cara de felicidad.

Compartir y validar los sentimientos

Ambos sintieron susto y miedo y eso les hizo reaccionar a cada uno de una forma determinada para defenderse. Cuando el niño supo acerca de los sentimientos de su padre sintió que también validaba los suyos, sintió que tenía espacio para llorar y desahogarse, llorar de verdad (que no es lo mismo que llorar de rabia o de enfado). Esas son las lágrimas que yo llamo, lágrimas dulces, pues son las lágrimas que sanaron su dolor emocional (y el de su padre también).

Publicado por Cristina Garcia

Visitas: 686

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

Qué verdad tan simple, abrir nuestro corazón... pero a veces lo olvidamos. ¡GRACIAS!

muy bueno....................

Siii GRACE, muchas veces me pasó esto , pero siempre hago como relatan en este artículo, luego voy me acerco y le digo me asusté por eso te grité , yo tampoco se controlar mis impulsos , perdón pero soy humana que sea mamá no significa que sea perfecta. Nunca oculté mi dolor y lágrimas a mi hijo, si me tiene que ver llorar es inevitable....

¡El corazón siempre nos acerca !

No soy mujer maravilla, aunque a veces lo parezca, ajajajajaj

Besos!
vi.

Simplisimo...y, aunque parezca mentira, tambien funciona con los animalitos...

Siisisi es verdad, en realidad funciona con todos los seres viviente de este planeta.

Gracias Mirian y Eli por pasar y dejar tu commet , como siempre.

vi.

Muy bueno Gracias por compartirlo !!!!

QUE preciosidad de historia, ojala tuvieramos cada dia el espiritu y el corazon abiertos para darnos cuneta de estas cosas y no dejarnos llevar por la rutina del dia a dia, por la forma de actuar que nuestra educacion y nuestra sociedad nos ha ensenado, OJALA escuchasemos mas con el corazon, Ojala aprendiesemos a dejarnos guiar por nuestros peques pues ellos tiene la sabiduria del amor incondicional a todo y todos, de la inocencia, de la verdad, de la honestidad....... y dejemos pe poluir eso tan hermoso con nuestras formas de adultos que tantos problemas emocionales nos traen.
Que hermoso es ser padre y aprender de sus hijos!!!!!!!!!
un besazo a todos y gracias por compartis esta historia, pues me ha llegado al corazon

Hola Irene, si es una simple historia que pasa siempre en nuestras casas y vidas, ¿ a quién de los que aqui estan .. no les pasó esto? queremos abrir conciencia desde E.A.C. desde las cosas cotidianas y simples de la vida para seguir aprendiendo como padres, abrir nuestros corazones al amor que nos traen nuestros hijos, porque  es lo único auténtico y real que podemos vivir en esta vida, todo lo demás es paréntesis y se va.

Gracias a todos los que pasaron a dejar su sentimiento en este post.

Besos!
vi.

Me he emocionado muchisimo , si todos tuviesemos el corazon abierto para darnos cuenta a tiempo , que bello planeta tendriamos!!!!!!!!!!!!!!!!! . Sera lo comenzamos a construir asi ? Gracias , gracias , gracias

excelente! muchas gracias por compartirlo

que bonito lo ultimo sobre las lagrimas dulces !! creo que como muchas cosas suelen ser impulsos propios de ese miedo lo bueno es darse cuenta a tiempo y rectificar ademas que les enseñamos a nuestros hijos que tambien somos vulnerables y no siempre perfectos muy buen articulo, llegando ya arrancando jijiji

Me encanto, la verdad que no hay como mostrar nuestros sentimientos y respetar tambien los sentimientos de los niños tomar conciencia de eso de los sentimientos de los niños, Gracias por compartirlo y que mejor forma de explicar que contando una historia q día a día a muchos nos pasa.

Responder a debate

RSS

Insignia

Cargando…

¡CONTÁCTANOS POR WHATSAPP!

¡GRACIAS POR TU APORTE!

Con el fin de que E.A.C. siga funcionando y puedas disfrutar de todos nuestros contenidos, puedes colaborar realizando un APORTE de cualquier cantidad.

 

 

 

 

 

 

Última actividad

Erika Lizano Murillo ahora es miembro de E.A.C.
Miércoles
Clara Monroy Sanchez respondió a la discusión LIBRO PDF: De la Autoestima al yo Profundo. de Violeta Zurkan en el grupo Libros
"excelente apoyo, mil gracias por compartir"
Miércoles
A Claudia V. Hernández le gusta la discusión 'LIBRO PDF: De la Autoestima al yo Profundo.' de Violeta Zurkan
Miércoles
Orlando López Morales respondió a la discusión Los Siete Principios Herméticos. de Teresa en el grupo Semillas de Sabiduría
"Es un resumen colosal de las Leyes Espirituales"
Martes
A Orlando López Morales le gusta la discusión 'Los Siete Principios Herméticos.' de Teresa
Martes
A Omar Jaramillo le gusta la discusión 'Los Siete Principios Herméticos.' de Teresa
Martes
Icono del perfilWendy Rodríguez y Rosie se unieron a E.A.C.
Martes
A Rosa Edith Cervantes Vargas le gusta la discusión 'Los Siete Principios Herméticos.' de Teresa
Martes

© 2020   Creado por Violeta Zurkan.   Tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio