fermín (1)

" Fiestas de Sangre, Sudor y Lágrimas"

“La grandeza de una nación y su progreso puede medirse en cómo trata ésta a los animales” Gandhi Pues reflexionando sobre la frase de Gandhi, España no debe ser de los países más evolucionados del mundo porque la crueldad colectiva con los animales sigue divirtiendo a muchos ciudadanos amparados por la permisividad y ceguera social y la financiación de los ayuntamientos. La asociación a favor de los animales Anima Naturalis realizó un exhaustivo estudio sobre las fiestas españolas con animales y su lista era de varios miles. Repito. Varios miles de celebraciones en grandes ciudades, pueblos, villas y aldeitas que creen que los animales son meros objetos para su disfrute. San Fermín sólo es la punta del iceberg. El mapa de este post aparece en la página 8 del periódico antiespecista Animalis y recoge algunas de las fiestas más populares de la península, tanto las que celebran la vida como las que festejan la muerte. Las amarillas son las pacíficas y las rojas las violentas. Y el maltrato no distingue animales. Todos valen. “Cuando acaba la celebración hay gallos decapitados, gansos descoyuntados, plumas, cuernos, sangre, fuego, vísceras, cerdos, cabras y burros estresados; todos ellos han contribuido a perpetuar antiguos mitos asociados a la fertilidad y a la hombría, pero en España triunfan los bovinos, da igual que sean torazos de 500 kilos que malhadadas vaquillas que se desangran entre bomberos toreros” Merece la pena leer el artículo de Animalis para saber dónde no debemos ir si tenemos sensibilidad con otros seres vivos que son humillados y torturados en nuestras propias narices. Estas son algunas de las más repudiables: A rapa das bestias en Galicia. Hacen bajar a caballos salvajes para marcarles a fuego y cortar sus crines Toro de la Vega, Tordesillas (Valladolid). Un toro es perseguido por jinetes y mozos que a punta de lanzazos lo sacrifican en un descampado Toro de Medinaceli (Soria). Se sueltan toros y vacas con fuego en los cuernos y son encerrados y fustigados por la muchedumbre Toro de Coria (Cáceres). Se suelta un toro por las calles del pueblo y la gente le lanza dardos. Los que alcanzan al toro en los ojos o genitales traen buena suerte. Al final se le mata en la plaza Bous a la mar, Denia (Alicante). Los jóvenes se lanzan al agua junto con toros para nadar hasta la orilla Suelta de patos, Sagunto (Valencia). Aunque prohibido, el pueblo sigue practicando y defendiendo el soltar patos en la bahía y que los mozos los cacen en el mar También es cierto que hemos avanzado mucho en reducir fiestas salvajes como demuestran estos ejemplos: En las fiestas de Lekeitio (Vizcaya) las cuadrillas disfrutaban cuando el cuello del ganso crujía o se desgarraba hasta separarse del cuerpo. Ahora lo hacen con animales muertos En Manganeses de la Polvorosa (Zamora) hace años que se dejó de tirar la cabra VIVA del campanario y fue sustituida por un muñeco de trapo y unos fuegos pirotécnicos sin que afectase a la fiesta En Villanueva de la Vera (Extremadura) sucumbieron a la presión de los protectores de los animales y tuvieron que demostrar año a año que no se maltrataba ni se mataba al burro que sacaban en procesión por las calles. Pero no es suficiente. Los grupos ecologistas creen que ha llegado el momento de plantear este asunto como una cuestión de “DIGNIDAD NACIONAL” y dejar “de hacer el ridículo” en el mundo, pero saben que lo que tienen enfrente no es sólo la sacrosanta tradición sino también el interés de las autoridades, el negocio de la fiesta. La Fundación Altarriba calcula que sólo en festejos taurinos la Comunidad de Madrid gastó en 2006 unos 500.000 euros. Si de verdad el dinero juega un papel tan importante en este tema, ojalá que esta crisis salvadora en muchos aspectos pase factura al negocio de la sangre. Via : www.elblogalternativo.com
Leer más…

Temas del blog por etiquetas

  • Y (57)

Archivos mensuales


contador visitas gratis