mandala portada

 

Mandala: una hermosa palabra, repleta de musicalidad y movimiento. Solamente el pronunciarla parece que nos relaja y nos eleva.

Ya hoy en día casi todos hemos oído hablar de mandalas; nos suena, a otros nos resuena y, en cualquier caso, sabemos de lo que nos están hablando. Pero profundicemos en este concepto tan bello, averigüemos qué es realmente un mandala, cuál es el significado que lleva encerrado. Pero sobre todo, cuál es su poder.

La palabra mandala, dicha con acentuación, mándala, proviene del sánscrito, antigua lengua culta de la India, y su traducción sería círculo mágico, círculo de la esencia, o círculo de la vida. Por lo tanto, no es una invención de nuestros días, pero tampoco tiene su origen en la cultura hindú. Es tan antiguo como lo es el hombre.

El mandala en realidad representa el arquetipo de la vida, en su estructura vemos un círculo (en ocasiones un cuadrado), que contiene formas distribuidas siguiendo una simetría radial. Es decir, todo parte o llega al centro. Esta misma es la disposición del Universo. De la vida: un punto central o divinidad del que todo parte y al que todo regresa.

mandala1

Por eso podemos afirmar que el mandala en realidad es una imagen ancestral, arraigada en el subconsciente colectivo de todos nosotros, la humanidad, y que rige el orden interior de la naturaleza. Y como muestra, un botón: vemos mandalas continuamente a nuestro alrededor, sólo tenemos que prestar atención: una margarita, los círculos concéntricos que se forman en el agua al arrojar un objeto, una tela de araña, el Sistema Solar, los niños jugando en corro mientras uno queda en el centro…

Y este maravilloso orden natural, esta estructura perfecta y divina es la que se busca restablecer al pintar o trabajar con mandalas.

El mandala tiene un inmenso poder terapéutico. Pintar, crear mandalas o meditar visualizándolos, nos sana.

meditation2

PODER TERAPÉUTICO DE LOS MANDALAS

Muchos han sido los profesionales que han descubierto esta capacidad curativa a base de extensos estudios. El primero de ellos se reconoce como Carl Gustav Jung, psicólogo analista suizo (1875-1961). En el periodo comprendido entre los años 1918 y 1919, Jung hizo un recorrido por Suiza investigando en profundidad el significado de los mandalas. Y comenzó estudiando su propia psique:

Con la ayuda de estos dibujos, podía observar mis transformaciones psíquicas día a día…. Gradualmente descubrí qué es realmente un mandala: Formación, Transformación, la recreación eterna de la Mente Eterna. Y eso es el Ser, la totalidad de la personalidad que, si todo sale bien, resulta armónica, pero no tolera los auto engaños.

Estudió el mandalas en todas las culturas y mantuvo secretas sus observaciones hasta 1928. Quería estar seguro de que el mandala en verdad es una forma arquetípica, que representa tanto al Ser como al mundo.

mandala globo

Rüediger Dahlke tomó el relevó de Jung en cuanto a la valía y extensión de sus estudios sobre mandalas, y así el los 80 publicó su primer libro sobre el tema. Con dos libros publicados sobre mandalas (“MANDALAS, como encontrar lo divino en tí”, “MANDALAS 2, manual para la terapia con mandalas”, de la Editorial Robin Book ambos) podemos decir que su aportación es indudablemente valiosa y recomendable. En su segundo libro menciona una historia muy interesante, la experiencia de una joven médica que, mientras preparaba su especialidad en neurología, pasó un año en un geriátrico, donde se le ocurrió repartir a los ancianos mandalas y lápices de colores, consiguiendo unos resultados asombrosos.

 

¿CÓMO CURAN LOS MANDALAS?

Puesto que estas imágenes circulares están almacenadas en el subconsciente de cada uno de nosotros, trabajar con mandalas supone volver a reunir las fuerzas dispersas de la mente y el alma. Los mandalas ya se encontraban en las antiguas civilizaciones y también en los llamados pueblos primitivos. Éstos, de forma intuitiva, sabían calmar su mente y su alma con la ayuda de imágenes circulares, como un camino para acercarse de nuevo a la propia naturaleza.

El mandala ejerce su efecto mediante la meditación. Y esta meditación la podemos llevar a cabo o bien mirando los mandalas con calma y dejando que actúen, o rellenando sus formas con colores; este método ayuda a concentrarse, a descubrirse nuevamente, a encauzar los procesos interiores y, así, a curarse uno a uno mismo.

mandala2

¿POR QUÉ TRABAJAR CON MANDALAS Y NO CON OTRA TERAPIA?

Cualquier herramienta que nos lleve al regreso a nuestro centro, a nuestro conocimiento, es válida. Pero la terapia con mandalas se ha comprobado que es altamente efectiva, en especial con niños, pues en ellos la barrera de complejos que obstaculiza el pintar es menor que en adultos.

Nerviosismo, dolores de cabeza, tensiones, depresión o agresividad son algunos de los problemas que manifiestan nuestros niños. Mayores exigencias escolares, poco tiempo con sus padres, y el contacto más asiduo con los nuevos medios. Televisión, ordenador y otros aparatos electrónicos asumen cada vez más el papel de único interlocutor, pero esto no ayuda en absoluto a la relajación tan necesaria después de un largo día de trabajo en la escuela…

De manera resumida, así es cómo los mandalas ayudan a los niños a sanarse:

-Mejora la concentración y el equilibrio.

-Ayuda a superar las crisis del desarrollo.

-Elimina los trastornos de motricidad y las tensiones nerviosas.

-Ayuda a superar los miedos.

-Contribuye a crear nuevas formas de comportamiento.

-Aporta autoconfianza por medio de la tranquilidad espiritual.

-Facilita el encuentro de la personalidad.

 

Ya saben, pongan un mandala (o muchos) en su vida.

mandala final

 

Mandala: la simetría que cura es la sanación artística a color en la palabra de Bea Sánchez Sánchez (Beatriz Ángeles),

Visitas: 1546

Respuestas a esta discusión

Mi hija dibuja mandalas desde que hace varios años. Ahora ella tiene 18. Siempre fue una nena que infundio paz, y vive todas sus experiencias desde la simpleza del alma. Yo la admiro mucho, y se que es un don de Dios (y mi regalo tambien,, porque es un orgullo para mi). Cuando era chiquita, yo no sabia lo que eran los dibujos que ella hacia. Y le pregunte que sentia al dibujarlos, y me contesto que una gran paz. Ella las dibuja desde el centro hacia afuera, y las hace de todos los tamaños, en pocos minutos, y por todos lados!! (paredes, agendas, funda de su guitarra, en las carpetas de sus compañeras de escuela, y la ultima que hizo fue en una mesa de cemento de una plaza publica!)
La primero que pinto con colores acuarelables, tiene los colores de los chakras en perfecto orden desde el centro hacia afuera, y ninguna de las dos sabiamos lo que eran los chakras en ese entonces...
Comparto algunas por aqui.
Gracias por este espacio!

Algunos son dibujos que contienen mandalas.. o a veces son 2 o 3 mandalas unidas..









SON PRECIOSOS. ES UNA ARTISTA. GRACIAS POR COMPARTIRLOS. SALUDOS

Agradecida por este bello mensaje para nuestra alma..........

Bellisimo!!! Gracias!!! Se ha recreado mi vista, mi corazón y mi entendimiento acerca de esta maravillosa técnica curativa, voy a seguir tu consejo y pintarlos en bastidores con acrílico.

RSS

Insignia

Cargando…

¡CONTÁCTANOS POR WHATSAPP!

¡GRACIAS POR TU APORTE!

Con el fin de que E.A.C. siga funcionando y puedas disfrutar de todos nuestros contenidos, puedes colaborar realizando un APORTE de cualquier cantidad.

 

 

 

 

 

 

© 2020   Creado por Violeta Zurkan.   Tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio