Permite aceptar a los demás sin imponerse, con respeto y ausente de críticas. Es la flor base para los niños excesivamente dependientes que reclaman atención constante.

Aquí estaríamos hablando de personas posesivas, que cuidan constantemente de los demás pero su parte negativa es el uso de la crítica y la rectificación hacia los otros. Demandan atención, necesitan, también,  ser protegidos, y usan la lástima como moneda de cambio.

Esta flor es la más emocional de todo el sistema floral de Bach. Existe una necesidad importante de atención, lo que les lleva a comportarse de forma egoista con sus seres queridos.  Esta actitud no es algo de lo que sean conscientes, ya que siempre estará escondida bajo la autocompasión y la naturalidad de hacer todo “por el bien de ellos” (de los otros).

Los padres que se encuentran bajo esta influencia criarán hijos que en su edad adulta no habrá madurando afectivamente, y aunque lo hubieran hecho, siempre existirá la posibilidad de algún grado de chantaje emocional. Estas personas escuchan poco y siempre llevan la conversación hacia sus propios intereses, siempre centrados en sí mismos. Abruman y preocupan a los demás con asuntos triviales, buscan simpatía ya tención a través de historias de autocompasión, y no sería de extrañar que exageren sus enfermedades y que incluso se las generen para tener a los demás atados y culpabilizados.

Estas personalidades, es sus relaciones de pareja y amistad son muy exigentes y posesivas. Cuando se sienten contrariados pueden llegar a responder con crueldad, rencor o venganza. Les cuesta mucho perdonar y olvidar. Irritables, de llanto fácil, temen la soledad.

Esta forma de actuar puede venir de una infancia desprovista de amor, que más adelante va creando un profundo vacío anímico interior y un sentimiento de no ser querido por nadie. En Achicoria hay un fuerte desarrollo del Ego y pérdida de contacto con la Unidad, la Totalidad, pues solamente ven el aspecto personal del amor, y para obtenerlo usarán todos los medios ya sean válidos moralmente o no.

Hay que destacar que esta flor servirá de base en una mezcla cuando se trate de niños controladores y  dependientes emocionalmente, aquellos que desean tener manipulados sus padres en todo momento. Esta flor les ayudará a despegarse y no necesitar esa atención excesiva.

La toma de  Achicoria favorece energía maternal y amor que se manifiestan de forma positiva, sin esperar nada a cambio y permitiendo el crecimiento de los demás. Se elimina la necesidad de control y el vacío, o carencia emocional, favoreciendo una mayor apertura de corazón y paz emotiva. 

Visitas: 843

Insignia

Cargando…

¡CONTÁCTANOS POR WHATSAPP!

¡GRACIAS POR TU APORTE!

Con el fin de que E.A.C. siga funcionando y puedas disfrutar de todos nuestros contenidos, puedes colaborar realizando un APORTE de cualquier cantidad.

 

 

 

 

 

 

© 2020   Creado por Violeta Zurkan.   Tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio