Raquel

Co-creando la posibilidad de elección con nuestros hijos


Amigos, leyendo me encontré con este relato.

Espero que lo disfruten y alumbre su camino de mater y paternidad,

Raquel



Enseñar a elegir.  Aprender a dar la vida.


Cómo los padres influyen en los procesos de elección de sus hijos.


Un día estaba paseando con mi hijo, que en ese momento tenía un año y medio de edad, y una amiga.  Entre las actividades del paseo entramos en un kiosco y yo le pregunté a mi hijo: ¿querés un sándwich o galletitas?  Mi amiga miró con un gesto de sorpresa, suponiendo que no habría respuesta.  El niño, en su media lengua, dijo: - Galletitas.-   ¿Y qué gaseosa querés? (mi amiga nuevamente observó sorprendida la escena).  Mi hijo se acercó al expendedor y señaló la que quería.  Más tarde mi amiga me preguntó por qué lo hacía elegir todas esas cosas.  ¿Y por qué no?  Este relato puede parecer muy poco importante, hasta tonto.  Sin embargo tiene que ver con una de las cuestiones fundamentales de la vida: elegir.  ¿Cómo se forma la capacidad de elegir en una persona?  Como casi todas las cosas: practicando.  Es un aprendizaje.  Elegir implica un derecho y una responsabilidad.  Implica también confianza, madurez, duelo por lo que no se ha elegido.  A veces cuesta mucho a los padres incentivar a que sus hijos aprendan a elegir. Por muchos motivos.  Por empezar hay que darse tiempo para enseñar a elegir, y dar tiempo para que el otro lo aprenda, suavemente, sin apuros.  También hay que confiar.   Muchas veces para los padres es difícil darnos cuenta de cómo crecen nuestros hijos. Sorprenden continuamente.   A veces uno no los “mira” durante un tiempo (esa mirada especial dirigida a sus aprendizajes, sus cambios, etc.), y cuando vuelve a fijar sus ojos y todos sus sentidos sobre él no puede creer lo que está viendo.  Entonces aparece una palabra, un gesto, una decisión, una actitud, que nos deja perplejos, y nos hace pensar:  “¡Yo no sabía que mi hijo podía decir o hacer algo así!”  Esto pasa muy seguido con las elecciones.  Los padres suponemos (y damos demasiado por seguro, a veces), que nosotros podemos elegir por él, y que lo haremos mejor.  Claro que esto es más o menos así cuando son muy chiquitos.  Pero cuando van creciendo no siempre estamos a la altura de esa circunstancia y nos quedamos con la idea de que nosotros tomaremos las decisiones por él mejor que él, que nosotros sabemos, aún mejor que él, qué le pasa, qué siente, qué necesita, qué le interesa, qué desea.   Y... el tiempo ya pasó (a veces mucho más de la cuenta) y el pequeño niñito ya se convirtió, o se está convirtiendo en un hombre o en una mujer, en la lucha, igual que nosotros.  A veces está pidiendo por todos los medios a su alcance que nos demos cuenta de eso, y que confiemos en él, que lo dejemos tomar sus propias decisiones, que paremos un poquito y, simplemente, lo dejemos ser, y volver a sorprendernos, otra vez, como cuando dio sus primeros pasitos, o dijo las primeras palabras.  La misma emoción nos envolverá si ahora, nos detenemos y simplemente lo observamos y confiamos.  Claro que cometerá errores, que tendrá muchísimo para aprender, pero ¿nosotros no?  Otras veces, tristemente, el pequeño o ya joven sujeto quedó tan atrapado en la errónea creencia de que los demás sabrán absolutamente más que él acerca de su propia existencia, de lo que quiere, de lo que le “conviene”, que ni siquiera se plantea la posibilidad de elegir.  Triste y pasivamente trata de adivinar lo que quienes siempre han decidido por él opinarían.  No sabe del placer de tomar decisiones y la felicidad de llevarlas a cabo, ni conoce el mar de aprendizaje que sobreviene a la tristeza cuando uno se equivoca.  No hace falta esperar mucho tiempo para empezar a practicar esto:  lo que se aprende desde muy chiquito se internaliza mejor.  Démosle siempre la oportunidad de hacer y rehacer, de elegir, inclusive de equivocarse, aunque el corazón se nos agriete dolorosamente cuando vemos que sufre.  No obstaculicemos su crecimiento ofreciendo siempre la posibilidad de quedarse con todas las opciones, aunque nos fuera posible.  No olvidemos que en algún momento, tarde o temprano, esto estará fuera de nuestro alcance.  Enseñémosle a hacerse cargo de sus decisiones.  Que lo viva.  Que sepa que cuando elige, algo de lo no elegido a veces duele y clama.  También, y fundamentalmente, es una cuestión de respeto.  Respeto por la vida.  No es raro escuchar a los padres decir: “¡Pero si yo doy la vida por él (o ella)!  No vale dar la vida por ellos, vale diferenciar cuál es mi vida y cuál la suya.  Reconocer los límites.  Dar la vida a un ser no es tener dos vidas propias.  Es tener suficiente amor y generosidad para regalarle la vida.  A los hijos se los puede educar, proteger, amar, pero hay que “darles la vida”.   Esto implica no sólo engendrarlos (o adoptarlos), sino además aceptar que es “su” vida, y regalársela sin condiciones para que ellos puedan apropiarse de su vida sin deudas.  No quitarles pedacitos de esa vida para hacer en ella lo que no pudimos hacer en la nuestra, para saldar nuestras cuentas pendientes con nosotros mismos y con los demás.  Así de simple, y así de complicado: enseñar a elegir, aprendiendo a dar la vida.


Fuente: Ps. Rosana Caciorgna

Tomado de: http://www.kinsey.com.ar/noticia.php?id=349



¡Deja tu comentario, es importante!

Visitas: 418

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

Hola,Raquel interesantisimo tema . Estoy feliz por volver a entrar a tu programa.

¡Mercedes qué gusto! Tendremos un curso el 3 de marzo, Relaciones Conscientes. Gracias por participar y acompañarnos. ¡Te esperamos!
Besos
Raquel

Leí hace un tiempo que ser madre es tener conciencia de que lo que se tiene en las manos es un alma a la que se debe guiar en su evolución. Me pregunto ¿cuántos estamos en condiciones de guiar a un alma, si ni siquiera sabemos escuchar a la nuestra?...Si lo lográramos, no nos haria falta absolutamente mas nada para hacer. Y ... por cierto... a estas alturas ... el mundo sería un paraíso...En fin... sigamos en el camino del autoconocimiento... ya lo vamos a lograr. De eso no me cabe la mas remota duda...¿Ustedes no se imaginan el paraíso maravilloso que, con toda segurdad, nos merecemos?. Yo si... y es herrrmoossoo!!!
Mientras tanto, estemos siempre cerca de un interruptor...por si la luz se apaga y deje de alumbrarnos el camino ¿vió?... ...

Habría que preguntarle a tu nieta qué es lo que le apasiona en este momento. ¡Seguramente está aturdida con tantos datos en física y matemáticas! Sobre todo que es la mera edad de las hormonas y su mente seguramente está en otra parte, lejos de las fórmulas y teoremas de Pitágoras. Aunque la física y la matemática están presentes en nuestra vida de manera visible e invisible cada segundo (todo es física y matemática en realidad), la mayoría de los alumnos no la entienden ni la entendimos en aquella época en contexto significativo. Sólo nos llenaban de números y fórmulas, con las que al menos yo, me quería enterrar. Es muy poca la educación puesta en contexto y por eso los alumnos fracasan en aprobar materias, porque no tienen experiencias de aprendizaje reales, en la vida cotidiana, relacionadas con los temas que se exponen. Sería increíble que los profesores acercaran la física, que es fascinante, a nuestras manos de forma directa. Se puede, con mucha creatividad...¡entonces veríamos a los alumnos más apasionados que los profesores sobre el tema! Mi hija tenía problemas en química, hasta que le sugerí que le preguntara a su maestro cómo se hace el shampoo. Al principio me miró con ojos desorbitantes y me dijo: ¡mamá estás loca! Dos semanas después, llegó a casa feliz con una botella de shampoo en mano, producto que ella y su equipo creó en la clase de laboratorio. Le pregunté, ¿qué pasó que vienes tan contenta? Y me dijo: siéntate y escucha, te voy a contar la historia del shampoo... Y así estuvo buen rato charlando sobre los elementos y procesos en el desarrollo de esta substancia, sentía que había descubierto algo fantástico, algo que usa todos los días sobre su cabello pero pareciera tan insignificante prestarle atención. La química cobró sentido en su vida sin tanta memorización y repetición de data sin fondo.

Los jóvenes están hartos de tener que memorizar para luego olvidar, no solo tu nieta (me atrevo a hablar por ella). Es el dilema constante y el reto de todos los profesores hoy en día tocar mentes, generar curiosidad y cuestionamientos para promover el pensamiento logrando el aprendizaje significativo, que se ha de modificar de experiencia en experiencia. Si no aprueba matemáticas no será el fin del mundo para ella... y que no lo sea para ustedes tampoco. Finalmente lo importante en esta época de su vida es qué le está pasando física, mental y emocionalmente, que ustedes puedan acompañarla desde la aceptación, dándole el espacio genuino que está buscando aquí y ahora.

Posdata: impulsarla a que descubra sus propias motivaciones y lo que le apasiona.

Abrazos enormes,
Raquel

Por supuesto Elisol, ¿será que estamos imaginando el mismo paraíso????? Creo que síiiiii. Lo has dicho clarísimo, cómo guiar a otro si desconocemos nuestros propios latidos. Difiero de lo que leíste sobre ser madre y te apoyo totalmente en tu planteamiento sobre el autoconocimiento. En mi experiencia, he evolucionado gracias a mis hijos, el proceso a la inversa. Gracias a que son mis maestros y he sabido reconocerlo profundamente, mi Ser se ha expandido en todos los sentidos de mi vida. Así que esta tarea llamada maternidad no es para mí nada menos que la oportunidad para crecer desde el amor. Qué rico que trajiste a la luz este punto Eli, como siempre.
Bechos

gracias por compartir

Hola Rak!! Amor miooo!! ¡¡¡Obvio que vas a crecer con tus niñ@s maestr@s!!! Somos 7 mil millones (¡¡SIETE MIL MILLONES!!) de humanos en este bendito planeta. ¿Cuántos están en el camino que nosotras estamos transitando? Solo quienes estamos caminando por la senda del regreso a casa... a la luz, podemos aprender de esos bajitos que están conectados con su almita y nos llevan de la mano a reencontrarnos con la nuestra...Son unos espejos absolutamente Divinos. No quiero parecer pedante ni mucho menos, pero solo quienes estamos en esa maravillosa y Divina tarea de recordar quiénes somos realmente y estamos poniendo todo de nuestra parte para lograrlo, podemos SENTIR sus enseñanzas. Todos los grandes sabios y maestros de la humanidad, desde Krishnamurti hasta Sai Baba, desde Rovindraná Tagore hasta Ghandi, coincidieron en que solo el 1% de la humanidad (¡¡uno por ciento de 7 mil millones!!) logra iluminarse en las diferentes épocas. Esta es diferente porque hay unos cuantos mas que están en el camino, con una fortísima decisión de lograrlo (aunque podríamos no lograrlo en esta vida, todo puede ser, uno nunca sabe) y eso solamente hace que tengamos (creo que por Gracia Divina) esa capacidad maravillosa de percibir, sentir y aprehender los mensajes internos de estos chiquilines sabios. ¡¡Y cada vez nacen mas y mas sabios todavía!! ¡¡Qué oportunidad tenemos, por Diosss!!. En mi corazón siento que estamos ahicito nomás, del ùltimo escalón... Espero que no me falle la intuición...y solo sea un deseo casi delirante que tengo...Un recontra super abrazzzzzzote de super luz para vos y Vi (otra loquita geniaaaaaaa carajooooooo!!!). ¡¡Como NOS amoooooooo... jajajajajaja!!
¿Saben que hace unos días estábamos mirando unos vídeos familiares y cuando me vi, sentí una ternura infinita?
Gracias a Dios y a pesar de que a veces me autoexigía, nunca sentí odio hacia mi, ni cosas similares. Por suerte!
Una terapeuta amiga de mi prima, en una reunión, decía que es conveniente TENERSE EN CUENTA. ¿Cómo es eso? le dije. Si, dijo, sacate una foto y ponela en tu celu, en la heladera, en donde estés siempre. Hay muchos, principalmente mujeres, que no se tienen en cuenta. Como decis vos Rak, Uissssss (me encanta eso)
Así que me saqué una foto, la llevé a Paint y le agregué corazoncitos, una paloma, estrellitas, la imprimí y la puse por donde paso siempre. ¡¡Qué ternura de la gran sieeeteeeee!! Tal vez la cambie por la foto del chin chin…


muy cierto, lo comparto y voy de la mano con mis chicos. aveces sus decisiones nos estrujan el alma,pero ni modo hemos de recomponernos y seguir les acompañando en reflexión de frente a la vida misma y el mor apropio estos chicos de ahora son muy volados o por lo menos el mio es un salvaje en su deporte extremo (trucos en su bici ) lo ha llevado a poner en limite entre la vida y la reencarnación, solo los ángeles le protegen y le tienen a un para cosa bellas en esta vida. besos

Me encanto este artculo !!!!!!!!!!!!! gracias gracias , gracias !!!!!!!!!!!!!!!!

que verdad tan buena, bonita y dificil de llevarla a cabo en el dia a dia, hacerla respetar por la familia, la sociedad, etc. Mi suerte es que , tanto mi companero como yo estamos de acuerdo en ello e intentamos ponerlo en practica con nuestro amorcito de diez mesitos, un besote

Gracias a tí, Nieves, por estar aquí.
Besos

Elisol querida... ¡claro que síiiiiiiii! Mira, sea o no una alucinación o delirio tuyo, el que ya estemos "ahicito nomás", como dices (y me mata de ternura), lo compro totalmente. Comparto esa sensación que expresas, de estar emocionada porque "algo" está pasando en otra dimensión que no se le puede tapar porque es una realidad. Y si la hemos inventado también, ¡bienvenida sea! Cuando empezamos a experimentar la magia de cómo se mueve la energía en el universo, nos queda más que asombrarnos y agradecer por este salto enorme. Me sumo al decreto intuitivo, junto contigo, de que estamos conscientes y en la luz. Ayer, ahora, mañana... mi corazón reconoce un solo tiempo de trascendencia a través del Amor y fluye libremente en su misión individual y colectiva.
Con respecto a los niños lo has dicho todo: nos muestran el camino de regreso a nosotros mismos, a tomarnos en cuenta nuevamente, a dejar de "sufrir" para retomar la energía creativa y sana que tenemos dentro, para "empezar" a vivir realmente. Y a ellos, como dice el relato, hay que darles la vida, para que puedan apropiarse de ella sin deudas.
No te falla la intuición, estamos despiertos los que tenemos que estar y la energía sabia se encargará de ir despertando a quienes anhelan "la mirada" desde este lado del barco.

Posdata: Me encantó lo de la fotitooooo... ya estamos con Vi planeando hacernos unas como la tuya, que ha quedado espectacularrrrrrrrrrrrr en tu perfil.

¡Uiiiiiiiiissssss Besazos! Jajajaja...

Responder a debate

RSS

Educación de Alta Conciencia. Evolución Global. Cursos,Talleres,Formaciones,Terapias,Seminarios,Diplomados.

ESCANEA EL CÓDIGO

 

CURSOS y FORMACIONES

 

Última actividad

A Ma.Eugenia Berumen le gusta la discusión '”PROYECTO SENTIDO.”' de Violeta Zurkan
Ene 22
A Ma.Eugenia Berumen le gusta la discusión '”PROYECTO SENTIDO.”' de Violeta Zurkan
Ene 22
Icono del perfilPrisma y Rolando José se unieron a E.A.C.
Ene 21
A Violeta Zurkan le gusta la discusión '”PROYECTO SENTIDO.”' de Violeta Zurkan
Ene 20
Violeta Zurkan agregó una discusión al grupo Terapia Transgeneracional
Ene 20
A Violeta Zurkan le gusta el vídeo de Violeta Zurkan
Ene 20
Violeta Zurkan ha publicado un vídeo

Psicosis Colectiva.

📺 PLANDEMIA, MANIPULACIÓN Y PSICOSIS COLECTIVA.👌🏻Impecable explicación de una experta comprometida con la verdad, la vida y la libertad, la psicóloga Lo...
Ene 20
Aldana ahora es miembro de E.A.C.
Ene 20

© 2022   Creado por Violeta Zurkan.   Tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio